GRUPO DE INCENDIOS

 

El agua, considerada como agente extintor del fuego actúa por enfriamiento sobre el foco de combustión siendo aplicada para conseguir el mayor efecto de absorción de calor por diferentes medios como rociadores (sprinklers), cortinas de agua, columnas hidrantes, bocas de incendio, etc. Todos estos sistemas requieren agua a presión disponible en una red presurizada permanente.

Ante la eventualidad de un incendio y cuando se produce una demanda de agua, ya sea por la apertura de una boca de incendio o automáticamente por los rociadores instalados, el equipo de bombeo proporciona el caudal requerido por el sistema poniendo en servicio su bomba principal y alimentando así todos los puntos requeridos.

La bomba auxiliar o jockey es una pequeña bomba accionada eléctricamente, cuyo arranque y parada es automático y su función es mantener constantemente presurizada la red contra incendios, compensando así las posibles pérdidas que pudieran producirse en la instalación.

Las bombas principales suministran el caudal y la presión requeridos por el sistema. Su arranque es manual o automático siendo su parada solo manual.

 

Los tipos de bomba utilizados son principalmente:

 

- Bomba horizontal de aspiración axial e impulsión radial

- Bomba horizontal de cámara partida axialmente

- Bomba sumergida de eje vertical con motor en superficie.