DETECCIÓN DE INCENDIOS

 

El sistema de detección automática de incendios proyectado tiene como objetivo notificar con suficiente antelación y eficacia del inicio de un incendio.

 

En esencia, el sistema de detección de Incendios consta de los siguientes elementos según indica la figura:

De todos los elementos indicados existen algunos que representan las partes más importantes de un sistema de detección de incendios que son:

 

a) Detectores de incendio (dispositivos de alarma de incendio) y pulsadores manuales de alarma que se encuentran distribuidos por toda la instalación, capaces de señalar la presencia de un incendio en su estado inicial.

 

b) Central de detección de Incendios (equipo de señalización y control) donde se centralizan las alarmas y se lleva a cabo una serie de acciones preventivas programadas

 

c) Transmisión acústica y/o transmisión de señales de emergencia.

 

La instalación de todos estos equipos está sujeta a normativas y reglamentaciones que describen en qué tipo de locales es necesaria su implantación, así como qué tipo de detectores y su ubicación son los más adecuados según las características del riesgo a proteger.